septiembre 14, 2021

La energía solar: presente y futuro

La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol.

La energía solar es energía electromagnética emitida por nuestra estrella más cercana: el Sol, que al interaccionar con la materia es transformada en otras formas de energía: fotovoltaica y termosolar.

El reto es el de una progresiva des carbonización en lo que se describe como “un mundo cambiante”, con una demanda creciente de energía, las energías renovables, como la energía solar, han logrado ganar protagonismo en materia de creación de energía y de nuevos puestos de trabajo.

De acuerdo con datos proporcionados por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés), en 2018 la capacidad total instalada de energías renovables en el mundo fue de 2,350,755 MW; del total de la capacidad instalada la energía solar representó el 20.6 % (485,826 MW).

En 2030 se espera que el 34% de la electricidad mundial será de origen eólico y solar, y en 2040 se espera que la eólica y la solar representen el 50% de la capacidad de generación mundial.

La energía solar es una alternativa de energía limpia

La energía solar goza de numerosos beneficios que la sitúan como una de las más prometedoras. Renovable, limpia y disponible en todo el planeta, contribuye al desarrollo sostenible y a la generación de empleo en las zonas donde se genera y se implanta.

El costo de instalación y mantenimiento de los paneles solares ha disminuido considerablemente en los últimos años. Requiere de una inversión inicial y de pequeños gastos de operación; sin embargo, una vez instalado el sistema fotovoltaico, el combustible es gratuito y de por vida.

Las expectativas para el 2050

Tomando en cuenta el escenario actual, se pretende reducir al menos el 70% de las emisiones de dióxido de carbono en todo el mundo producidas por la generación de energía. En este sentido, el objetivo es que el 90% de las energías producidas sean de origen renovable y que, además, se puedan sostener con el tiempo para asegurar empleos a los ciudadanos y brindar un mayor bienestar para la población en general.

De igual forma IRENA ha propuesto que las emisiones se reduzcan hasta llegar a cero y aunque el panorama es bastante ambicioso, asegura que con una transición energética puede ser posible, incluso eso ayudaría a reducir a 2º C el aumento de la temperatura anualmente.

Suscríbete al Newsletter

Para recibir nuestras noticias y actualizaciones